También estamos en Instagram

Lobos, mastines, ganado y otras fábulas

Image: 
Entrega mastines leoneses

El pasado jueves 1 de diciembre, Agentes Medioambientales miembros de APAMCYL de León y Burgos, junto con un Celador de Medio Ambiente de la Reserva Regional de Caza de la Demanda, hicieron entrega de tres cachorros de mastín, procedentes de la Montaña Oriental Leonesa, a un ganadero de ovino de la localidad de Palacios de la Sierra (Burgos).
El último año ha sido duro para los ganaderos de la zona de Pinares, ya que los ataques de lobos al ganado han sido frecuentes, con las pérdidas económicas que ello conlleva, para un sector ya de por sí castigado por la situación actual de los precios de la carne y de la leche. Aquellos daños sufridos dentro de los límites de la Reserva de Caza son sufragados directamente por la Administración Regional, pero los ocurridos fuera de estos límites corren a cuenta de los ganaderos afectados, los cuales se pueden acoger al programa de ayudas de la Junta de Castilla y León (ORDEN FYM/831/2016, de 23 de septiembre, por la que se convocan las ayudas reguladas en la Orden MAM/1751/2005, de 23 de diciembre, relativa a los daños producidos en Castilla y León por lobos y perros asilvestrados a diferentes tipo de ganado).
Este enclave de las Sierra de la Demanda y Urbión ha visto en los últimos años cómo el lobo ha vuelto a asentarse tímidamente en sus montes, de los cuales había sido exterminado por el hombre durante las décadas de los años 70 y 80, siendo estas poblaciones del Sistema Ibérico Norte, las de distribución más oriental para la especie en la Península Ibérica.
Las medidas de prevención de ataques que toman los ganaderos de ovino en esta comarca son escasas, al no contar muchos de ellos con perros mastines que protejan al rebaño de los ataques lobunos, ni con medidas de custodia, tales como la recogida nocturna de las reses, que pernoctan libres y dispersas en varios cientos de kilómetros cuadrados de masa arbolada. En el caso del ganado vacuno, son los terneros de temprana edad los que sufren el mayor numero de ataques, ya que nacen entre la espesura, separados del grupo, e indefensos durante las primeras semanas de vida, por lo que son muy vulnerables al ataque de los depredadores.
Comunidades autónomas como Galicia(ORDEN de 29 de julio de 2016 por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas para la prevención de los daños que causan las especies de fauna silvestre y se convocan para el año 2016), Cantabria ( DECRETO XX/2016 POR EL QUE SE APRUEBA EL PLAN DE GESTIÓN DEL LOBO EN CANTABRIA), Comunidad de Madrid (ORDEN 1048/2015, de 29 de mayo, por la que se modifica la Orden 3041/2011, de 13 de septiembre, de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas para compatibilizar la actividad ganadera con la existencia de poblaciones de lobos y perros asilvestrados en la Comunidad de Madrid, y se aprueba la convocatoria para 2015, por importe de 60.000 euros) o Castila-La Mancha (Resolución de 15/07/2016, de la Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales, por la que se convocan ayudas para prevenir los posibles ataques de lobo ibérico (Canis lupus signatus) al ganado doméstico en territorios de Castilla-La Mancha) cuentan con una serie de ayudas públicas que permiten al ganadero afrontar los gastos derivados de las aplicación de medidas preventivas (mastines, cerramientos…) de forma más desahogada.
En las comarcas de Castilla y León donde la presencia lobera ha sido constante, estas medidas de custodia del ganado ovino nunca se llegaron a perder, al haber albergado poblaciones de lobo desde que el ser humano las habita hasta nuestros días. En cambio, aquellas zonas donde el lobo fue exterminado a lo largo del siglo XX, las medidas de prevención quedaron en desuso, por conllevar una mayor dedicación para el ganadero, y, al haber sido recolonizadas por el cánido en tiempos recientes, la problemática ha vuelto a aparecer. La situación con el ganado vacuno y equino, salvo contadas excepciones, es de falta de custodia de animales de corta edad en la mayor parte de la Comunidad, existiendo explotaciones en la que la aplicación de medidas preventivas (mastines y hembras con cría en lugares accesibles y con cerramiento) han resultado ser muy eficaces.
Desde APAMCYL creemos que el establecimiento por parte de la Administración de un programa de ayudas al ganadero para la adopción de medidas de prevención de daños, rebajaría enormemente la conflictividad existente entre ganadería extensiva y lobo, ya que los controles poblacionales, letales para las poblaciones del cánido, en la mayoría de los casos, no están sirviendo para rebajar el número de daños, sino que se están manteniendo, o incluso aumentando. A su vez, esta herramienta ayudaría a “reeducar” a los ganaderos en aquellas zonas donde la custodia del ganado ha pasado a un segundo plano.
La presencia de un SOLO lobo (entiéndase aquél cuya manada ha sido exterminada o un nuevo individuo) en una zona donde las ovejas pasan la noche libres y sin la compañía de mastines o los terneros afrontan sus primeros días de vida en lo más remoto del monte, con la única protección que la que le proporciona su madre, conlleva, irremediablemente, a la depredación de estas reses por parte de estos carnívoros silvestres.

Comentarios

Hola:

¿De qué zona de la Montaña Oriental Leonesa son los cachorros? Allí hay excelentes mastines ganaderos. También los hay en los valles de Omaña, Luna, Babia y Laciana; en los pueblos del Alto Bernesga. En buena parte de León los mastines afortunadamente no han dejado de acompañar a los rebaños.

Enhorabuena por vuestra labor,

Jaime

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta consulta se usa para saber si eres un visitante humano o una máquina, y nos ayuda a prevenir ataques al sitio.
7 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.